¿Por qué no me gusta hablar por teléfono?

¿Por qué no me gusta hablar por teléfono?

De todas las formas de transmitir un mensaje en estos días, las llamadas telefónicas se han convertido en una de las opciones menos populares. ¡Es increíble lo que puedes hacer con la tecnología en estos días! El informe sobre la sociedad digital en España mostró que los usuarios tienen menos llamadas telefónicas y más conversaciones a través de aplicaciones de mensajería instantánea. Las videollamadas han sido tendencia, pero seguimos prefiriendo comunicarnos a través de mensajes escritos. Es reconfortante y más fácil que tener una conversación visual y también revela más sobre nuestro estado de ánimo. Un estudio de la Universidad de Chicago concluye que el sentido de conexión de las personas disminuye según los medios por los que se comunican.

Cuando se les preguntó, la mayoría de las personas que optaron por usar mensajes de texto sintieron que se sentirían más cómodas hablando por teléfono si su interlocutor no los estuviera mirando en persona durante la llamada. También pensaron que esto podría crear una conexión más fuerte entre ellos y su interlocutor. Sin embargo, los investigadores señalaron que se trataba de una percepción errónea: «Cuando finalmente llamaron, no sintieron esa incomodidad que habían anticipado. No estaba justificado», explica el investigador principal Nicholas Epley sobre el proyecto de investigación.

No me apetece hablar por teléfono, por qué?

No me apetece hablar por teléfono, por qué?

Cuando compararon las conversaciones entre los que habían llamado y los que habían escrito, no encontraron absolutamente ninguna diferencia en lo incómodos que se sintieron los dos grupos al final de su llamada. ¿Por qué hay tanta renuencia a llamar? Hay algunas razones diferentes por las que este puede ser el caso, así como también parte del estilo perceptivo involucrado.

Puede existir cierto miedo a que los demás perciban cosas de nosotros con las que nos sentimos incómodos, como no tener tiempo para preparar una respuesta rápida y adecuada a lo que nos preguntan por teléfono. Sin embargo, ahora están disponibles tecnologías avanzadas de inteligencia artificial que no solo pueden encargarse de estas tareas, sino que también lo hacen mejor que los redactores humanos.

Un segundo estudio de la Universidad de Chicago evaluó el impacto de agregar una imagen a la llamada. El estudio encontró que es más difícil ignorar las llamadas con imágenes que las llamadas sin imágenes. Descubrieron que la sensación de conexión no parece impedir que los usuarios puedan chatear por voz. Depende más de si pueden o no ver a la otra persona cara a cara.

¿Sabías que los seres humanos ven y oyen más que cualquier otro animal, y preferimos ver a la persona con la que estamos hablando además de escuchar? No importa cómo hable con la gente, es genial poder preservar la conexión, ya sea por videollamada o en persona.

¿Esto pasa con las notas de voz?

Según los últimos datos del informe «La Sociedad Digital en España», la mensajería instantánea es más popular que las llamadas telefónicas, lo que es cierto para los jóvenes. Según un estudio realizado en 2018, el 96,8% de los españoles entre 14 y 24 años utilizaba WhatsApp como su método de comunicación preferido por familiares y amigos. “La llamada telefónica puede percibirse como más agresiva o más intrusiva, también en el entorno laboral”, explica Peñalver. “La nota de voz ha crecido exponencialmente. Está cambiando de la conversación tradicional a la espaciada que triunfa con apenas una pausa para la reflexión desde ambos extremos ”.